Robeisy es de oro 52

Robeisy es de oro 52

Londres.- La afición cubana conocía de su estirpe, de su ritmo, de su valentía sobre el ring. Se le mencionaba en los vaticinios más serios y calaba la premonición de una victoria electrizante. Pero del dicho al hecho iba el trecho de ganar cinco peleas en línea, algunas frente a estelares de mayor experiencia y rango.

Sin embargo, el cienfueguero Robeisy Ramírez (52 kg) fue creciendo a pasos: primero arrolló al japonés Katsuaki Susa (19-7) y al tailandés Chatchai Butdee (22-10). Luego plantó bandera ante el subcampeón mundial del pasado año, el británico Andrew Selby (16-11), haciendo callar a una delirante afición. Por la plata aplastó al irlandés Michael Conlan (20-10) y por el oro rindió una faena formidable ante el mongol Tugstsogt Nyambayar, plateado en la cita del orbe de Milán 2009.

La última pelea le exigió cerrar bien la guardia, tirar golpes todo el tiempo y aprovechar los errores de un oponente curtido y con ansias de escalar a lo más alto del podio. La estrategia, según explicó, fue salir delante en la votación, moverse constantemente, contraatacar y reducir los golpes rivales. Cumplida la misión, el fallo de los jueces le sonrió (6-5, 4-4, 7-5) con lo necesario para celebrar el segundo título cubano en la lid boxística londinense, un día después que Roniel Iglesias reinara entre ligero-welters con otra demostración memorable.

“Nunca se presionó, enseñó una confianza tremenda, cumplió las orientaciones de la esquina y no se volvió “loco” en los momentos más tensos”, expresó el entrenador jefe Rolando Acebal, quien se mostró contento con el resultado global del equipo, pero no satisfecho, pues “los campeones mundiales Julio César La Cruz y Lázaro Álvarez se presentaron por debajo de lo esperado”.

El boxeo cubano se marcha de esta ciudad con los bronces de Yasnier Toledo (60 kg) y Álvarez (56), pero sobre todo con la satisfacción de haber reactivado su cuenta dorada en estas citas (34), abierta en Múnich 1972 y rota en Beijing 2008, cuando perdieron sus cuatro finalistas.

Deja un comentario